JC Gaming

Super Smash Bros. y su trascendencia

José Celorio

El anuncio de la incorporación de Sora a la plantilla de Super Smash Bros. Ultimate pone punto final a la creación de Masahiro Sakurai para Nintendo Switch, convirtiéndolo en uno de los títulos más robustos y completos en la librería de la consola híbrida de Nintendo. Por tal motivo, viajaremos unas décadas en el pasado para recordar algunas curiosidades inherentes a esta icónica licencia.

Un juego pensado para SNES: Al igual que Super Mario 64, Super Smash Bros. fue concebido como un desarrollo para la exitosa plataforma de 16 bits utilizando el chip denominado Super FX.

¿Pepsiman? Sí, Pepsiman: Cuando se realizó el primer bosquejo de lo que sería Super Smash Bros, Sakuri trabajaba en un prototipo de un nuevo juego de peleas y como no existía la aprobación de Nintendo, bautizó al proyecto como Pepsiman por sus modelados poligonales. Curiosamente, años más tarde saldría un juego con ese nombre para PlayStation.

Dragon King: Después del nombre clave “Pepsiman”, el señor Sakurai lo renombró como Dragon King: The Fighting Game, el cual contaba con personajes genéricos que no eran de su agrado.

Falcon, la única herencia: Curiosamente, Captain Falcon fue generado con las capturas de movimiento y la programación de un personaje de Dragon King: The Fighting Game

El comienzo con dos personas: Soturu Iwata, ex Presidente de Nintendo, realizaba diversos diseños del juego y le encargaba la programación a Masahiro Sakurai, también creador de Kirby.

Una exclusiva japonesa: Contrario a lo que ha ocurrido, la gran N tenía previsto que la franquicia jamás saliera de tierras asiáticas porque inicialmente se trataba de un proyecto de bajo presupuesto.

Diferencias de audio: En el título original, los sonidos emanados por los golpes de cada uno de los personajes son distintos entre regiones. En América, cada impacto tiene un efecto metálico, mientras que en Japón hacía alusión a un sable de luz.

La fallida incorporación de James Bond: Tras el éxito de GoldenEye 007 para Nintendo 64, se realizaron esfuerzos para que el agente secreto apareciera en Super Smash Bros., sin embargo, la complejidad en los derechos de autor, lo impidió.


Gran amistad con Kojima: Es patente la cercana amistad que existe entre Masahiro Sakurai y el creador de Metal Gear Solid. Ha trascendido en la industria que Hideo Kojima le solicitó a su amigo que se incluyera a Solid Snake, ya que su hijo es un fan del famoso brawler.

Spoiler a MGS 4: Super Smash Bros. Brawl tenía claras referencias a Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots. Snake tenía su propio nivel y podía observarse como Metal Gear Rex peleaba con los robots Gekko.

El boost a Fire Emblem: La saga de estrategia y de culto gozaba de muy poca popularidad en América y Nintendo consideraba darle un descanso, pero la aparición de personajes en la serie de Super Smash Bros, le dio un impulso para que Fire Emblem reviviera en Nintendo 3DS y Nintendo Switch.

La franquicia de Super Smash Bros. es todo un referente en el mundo del entretenimiento y Nintendo ha sabido gestionar de la mejor manera el talento creativo de Masahiro Sakurai, convirtiendo un producto que comenzó como un desarrollo casual, en una leyenda, y que seguramente, seguirá escribiendo varias páginas en la historia de los videojuegos.

Sigue a José Celorio en Twitter | Instagram | Twitch: @iamjosecelorio