Desde el Ángel

La mentira más grande de la actualidad

Miguel Ángel Arizpe

En muchas ocasiones se va creando una fama y hay momentos en que ésta —aunque sea errónea o hasta contraria a la realidad— ya no se puede detener.

A lo largo de la historia, o mejor dicho, digamos que de 1980 a la fecha, la fama de que los silbantes ayudan al América creció tanto que llegó esto a afirmarse de manera categórica.

Hay quien se ha encargado de expandir esta idea y la gente la ha comprado, cuando los hechos muestran que es —en muchos casos— lo contrario.

¿Que el arbitraje se ha equivocado a favor del América en estos 40 años que les hablo? Claro, sin duda, sííí, ¿pero apoco nada más a favor de las Águilas ha sucedido esto?

Es adonde quiero llegar, ¿a favor del equipo al que le va usted no se ha equivocado en todo este tiempo?

La fama que se le ha hecho al América ya es hora que se saque a revisión, porque como “burla” o como quieran llamarle, está bien para pasar el rato, pero de eso a que se lleve a un mundo real, sí hay diferencia.

Casos hay muchísimos en los que los silbantes han perjudicado al equipo de Coapa, los cuales no voy a numerarlos todos.

De los antiguos, el más sonado y descarado fue cuando el silbante costarricense Berny Ulloa le anuló tres goles por supuesto fuera de lugar en la Semifinal de la 92-93 ante Rayados.

Uno fue muy dudoso y los otros dos goles eran muuuy claros. Muy claros. Robaron al Ame en esa Liguilla.

¿Por qué perjudicaron al América mandando a Rayados a la Final? No lo sé. Pero fue un robo monumental.

Hace días vi un hilo de más de 20 jugadas en distintos años en las que se hace alusión al perjuicio que ha sufrido el Ame. No las voy a citar todas, ni la mayoría.

Recientemente, cuando aún no había VAR, en la Final contra Tigres en el Uni, el 25 de diciembre del 2016, el árbitro le expulsó injustamente a Paolo Goltz. Minutos más tarde el gol de Jesús Dueñas entró por ahí, por donde debería estar el central argentino. El árbitro los mató. Tigres fue campeón.

En el 2019 el robo que le hicieron ante Rayados fue igual o peor en esa Final de Liga que consiguió Mohamed y su equipo.

A tal grado que el silbante fue suspendido varios juegos en el torneo siguiente, en enero del 2020. Ahí le quitaron otro título al América.

Dos años después, oootra vez ante Rayados, pero ahora en la Conca, no marcan un claro fuera de lugar de quien centra para el gol de Funes Mori y al 97 un clarísimo penal que se revisó en el VAR y que no se decretó. Le quitaron al Ame la opción de ser campeón de Conca. Oootra vez.

Y en ese inter ha habido muchas más decisiones en contra —de manera injusta— que le cortan las alas rumbo a un título.

¿Por qué se ha hecho esa fama de que al América siempre se le ayuda cuando los perjuicios han sido incluso mayores?

Hay medios o periodistas que han buscado eso… y lo han logrado.

¿Que le han favorecido al América? Clarooo, ooobvio, a veces de manera descarada. A veces hasta ayudándolos a llegar lejos, incluso hasta la Final. Clarooo.

América también ha sido beneficiado, eso nadie lo puede negar. Recordamos cuando ganó aquella Final ante Tampico en 1985 o contra Necaxa en 2002, cuando ya estaba perdido. Y algunas otras ayudas en torneo regular.

Lo han ayudado y lo han perjudicado.

A Cruz Azul igual. A Chivas igual, a Tigres igual, a Rayados igual… y así la lista podría seguir.

¿Entonces dónde radica esa fama que solo se le creó al América? Por lo mismo por lo que es grande: hay que tirarle al de arriba.

La lista de perjuicios es, incluso, hasta mayor que los beneficios.

Una vez, hace años, mi Judas Árbitro me dijo algo que no se me olvida: “Sí afecta la fama del América de que se le ha ayudado, porque nosotros (los silbantes) a veces —inconscientemente— compensamos eso para no vernos que ayudamos… y terminamos perjudicando”.

Ese mito de que el América es beneficiado por el arbitraje en estos tiempos es justamente eso, un mito.

Se agudizó el tema por la jugada del fin de semana, cuando le repitieron el penal contra Puebla.

¿Y por qué en las acciones a favor de otro equipo no se hace tanto escándalo y se les acusa de que los silbantes los ayudan?

En Rayados su afición dice que los árbitros los perjudican, cuando —como les conté— en el 2019 y en el 2021 los beneficiaron en ambas Finales. Y no es opinión, son hechos.

A Rayados también los han perjudicado, resaltando los Cuartos de Final contra Atlas el año pasado. De no ser ese penal inexistente podrían haber llegado incluso hasta la Final.

Va de nuevo: “A favor”, “en contra”, “a favor”, “en contra”… ¡de tooodos los equipos!

Decir que solo al América es la mentira más grande que hay en la actualidad.

Y me despido de este tema con un tuit que escribió ayer “El Hermoso” en su cuenta @OribePeralta con 2,977,348 seguidores, a nada de llegar a los 3 millones.

Lo escribió ayer 18 de mayo a las 15:54 horas.

“Todos los que han jugado futbol o seguidores de un equipo, en más de una ocasión han sido ayudados o perjudicados por los árbitros!

#parendemamar”.

Posdata

Qué cierre tan faraónico escribió ayer Oribe Peralta: #Parendemamar.

PD: Hasta mañana.

Se acabó

La verdad yo no esperaba que ayer ganaran, pero tampoco que los humillaran de tal manera.

Lo de ayer fue la confirmación de lo que les digo y que los aficionados no aceptan y se niegan a verlo.

Tigres no tiene futbol.

Tigres no tiene conjunto.

Tigres no tiene gol.

Tigres ya no tiene alma.

Pero deja que el equipo despierte”, lo dicen los aficionados que, cegados por los colores, creen que esto es de fe y de confianza.

Como si esto fuera de “Aaah, ya quiero despertar, deja ahora sí me pongo a jugar”. Cuándo van a entender que esto es de calidad de entrenamientos y trabajo y no de ganas y show.

Y son tan ciegos muchos que se enojan con uno y no con su equipo.

Tengo fe”, “tengo fe”… cuándo entenderán que esto no es de fe, sino de saberle.

Adiós a esa hermosa era en la que llegabas a Finales. Se acabó.