David Patiño y el recuerdo doloroso del 6-1 contra América en 2018

El DT logró revivir a Pumas y alcanzar logros importantes, sin embargo en las Semifinales del Apertura 2018, América los aplastó con un 7-2 global.

David Patiño aún padece las consecuencias de las Semifinales del Apertura 2018 (Imago7)

Édgar Malagón Medel y Mediotiempo

Pumas y América se enfrentan este miércoles en la Ida de los Cuartos de Final de la Liguilla en busca de revertir la paternidad azulcrema sobre los auriazules en Fase Final. Una de esas series dejó uno de los peores resultados para los felinos cuando las Águilas los eliminaron 7-2 en las Semifinales del Apertura 2018.

David Patiño, entrenador de aquellos Pumas, aún padece las consecuencias de aquél resultado pues ha batallado para que le vuelvan a dar una oportunidad de dirigir en Primera División pese a que dejó buenos números en su paso con Universidad.

“Muchos análisis, por supuesto, muy dolorosos de haber perdido esa Semifinal así, después de haber hecho un gran torneo, de haber quitado 37 años de no ganar en Guadalajara, de no ganar en Toluca, después de todo eso, pues tuvimos un pequeño descontrol en ese partido y ya ves lo que ocurrió”, contó Patiño en entrevista con Mediotiempo.


Patiño llegó a Pumas desde 2013 y tuvo diferentes etapas con el club, desde dirigir la Sub-20, ser auxiliar del primer equipo y director de fuerzas básicas. De hecho, cuando llega como entrenador del primer equipo logra sacarlos del fondo de la clasificación general. Pero nada de eso funcionó a la hora de tomar decisiones tras la eliminación con las Águilas.

“No he tenido trabajo desde entonces. Vamos, regresé a Liga de Ascenso con Dorados en el año de la pandemia, que fue un año muy difícil, y desde entonces no he tenido chamba, no he tenido opciones, eso se ha combinado con el hecho de que en México se cerraron las oportunidades para técnicos mexicanos y estoy buscando, como otros técnicos, no nada más yo. Aquí en México, sabiendo que lo estoy planteando para poder seguir mi carrera, es lo que ha ocurrido, pero bueno así son las cartas que nos tenemos que jugar”, expresó.

¿Qué pasó aquél 9 de diciembre?

Patiño explicó cómo vivió aquella derrota desde el punto de vista táctico, cuando incluso buscó el empate después de ir abajo 3-1.

“Siempre hay una seguidilla de factores que van determinando las cosas, por un lado, un gol en táctica fija que desequilibra el partido; íbamos 1-1 y un gol en tiro de esquina, es mérito por supuesto del equipo que lo hace y también una desatención del equipo que lo recibe”, explicó.

“Lo que determinó más el partido y que hizo que el estado mental de los jugadores no se pudieran recuperar fue el tercer gol en el último minuto del primer tiempo, derivado de un error desafortunado, un error muy claro individual desafortunado y ese gol es el que nos quita cualquier posibilidad.


“Obviamente en el medio tiempo el discurso fue con la intención de regresar al partido a hacer un gol más lo cual nos hubiera dado chance, incluso el movimiento táctico fue sacar un medio de contención para sacar un volante ofensivo buscando tener más sensación de peligro y posibilidades de hacer un gol pero al minuto uno (del segundo tiempo), en otro tiro de esquina, nos hacen un gol y se vuelve más difícil. Ya el estado mental del equipo es desafortunado y hay un desánimo, cosa que no debía ocurrir, y una anarquía interna que desafortunadamente se puede controlar desde afuera”.

Patiño y el dulce recuerdo de la Final del 91

En la carrera de David Patiño aún queda el recuerdo de la Final de la temporada 1990-91 cuando Pumas venció al América gracias al Tucazo de Ricardo Ferretti. Justamente en ese gol, el entonces delantero estaba listo en caso de un rebote.

“Creo que estaba haciendo pantalla en la barrera y me muevo yo, creo que estoy ahí, tal vez estaba afuera del área esperando algún rechace, sabíamos que iba a ser un buen partido, entonces tendría que revisar la acción”, comentó.


NOTAS MÁS VISTAS