Rey Mysterio es símbolo de que puedes lograr hasta lo imposible: Damian Priest

En México es ídolo y también entre los luchadores de WWE, que como Priest ven en el enmascarado a alguien que representa el éxito "contra todo".

Damian Priest nació en Puerto Rico y hoy forma parte del elenco de RAW. (Foto cortesía de WWE)

Ricardo Vaquier García-Valseca

En Estados Unidos le conocen como The Biggest Underdog, que puede traducirse como "el menos favorito más grande" en la historia de la lucha libre. Rey Mysterio se hizo leyenda por méritos propios, nadie le regaló nada y supo conquistar tierra de gigantes midiendo menos de 1.70 y pesando "una pluma" comparado con los talentos tradicionales de WWE.

En México es héroe, su máscara se ha asociado a nuestra cultura, pero la idolatría hacia el Amo del 619 existe dentro del mismo vestidor de WWE en otra súperestrella latina como Damian Priest, el boricua que creció admirando al que él llama "el luchador sinónimo de México".

"Para ustedes es ídolo y para mí también. Lo que él representa, la luz que él ha traído para que brillen los latinos y todo lo que ha logrado, era una persona que no estaba 'supuesto' a llegar donde llegó, pero es famoso en todo el mundo y se le nota el orgullo por representarnos (a los latinos). No cambió para ni por nadie, ni por la compañía, todo el éxito que ha tenido es por mantenerse fiel a quien es", platicó Priest en entrevista con Mediotiempo, ahondando en por qué cree que Mysterio es un hombre de valor universal.

"Rey Mysterio no solo importante para WWE o la lucha libre, él es importante para el planeta entero porque transmite pasión y te ayuda a creer a que puedes lograr mucho más, hasta lo imposible".

La llave que Bad Bunny aprendió la noche antes de WrestleMania

Con escasos cuatro meses en el elenco principal de WWE, el apodado Archer of Infamy estuvo involucrado en la lucha más hablada de WrestleMania 37 haciendo equipo con Bad Bunny, quien contrario a lo que sucede con los artistas invitados, dejó boquiabiertos a todos con su exhibición en el ring e incluso ejecutando llaves peligrosas que aprendió la noche previa al duelo contra The Miz y John Morrison.

"Le enseñamos a hacer el Destroyer la noche antes de WrestleMania, menos de 24 horas antes del show. Se lo enseñamos, pero no estábamos seguros de que lo fuera a hacer, yo no tenía certeza de que lo haría, pero no solo lo hizo, le salió increíble, por eso la cara mía que se vio en la transmisión fue de asombro porque sí me quedé así", recordó el nacido en Almirante Sur, Puerto Rico, mismo país de donde es el Conejo Malo del reggaetón.

Bad Bunny se ganó el respeto hasta de leyendas

La presentación de Benito Martínez en la Vitrina de los Inmortales no solo le ganó públicamente el respeto de sus rivales y compañero esa noche en el Raymond James Stadium. Gente del tamaño de Triple H y Randy Orton lo felicitaron por su entrega y respeto al deporte entretenimiento.

"Para que todos sepan, eso que dijo Randy no fue para quedar bien en público. Días antes de WrestleMania se lo dijo a Bad Bunny en la cara, yo estaba ahí, le estrechó la mano y le agradeció por tratar a los luchadores con respeto, le explicó que nunca había visto a una celebridad entrar a WWE y comprometerse tanto, tratar al elenco con tal respeto (...) Yo sé que para Bunny lo más importante era el respeto, no insultar a los luchadores ni a los aficionados, por eso se esforzó al máximo por montar un gran show y lo logró", contó Priest.

"El punto de lo que hacemos es entretener, todos tenemos un papel en este show para hacer al público feliz y si lo logramos trayendo un artista de otro ámbito, bienvenido, sobre todo los que nos tratan con respeto como Bad Bunny. Sé que a veces no es así porque muchos solo vienen a darle promoción a una canción y película, y no les importa en realidad estar en WWE".


NOTAS MÁS VISTAS