Desde el vestidor

Rayados, molestos con la salida de Rodolfo Pizarro

Francisco Arredondo

La transferencia del exmediocampista de RayadosRodolfo Pizarro, al Inter Miami de la MLS, podría tener todavía varios capítulos por escribirse: algunos ante la FIFA. Y es que el tema ya lo tendrían los abogados de la empresa que administra al club desde 1999.

Uno de los posibles argumentos es que el equipo de la MLS contactó al jugador con contrato vigente por varios años, cuando se supone que solo pueden hacerlo cuando restan seis meses de vigencia; se estima que no procedería la demanda, debido a que Miami se apegó a la cláusula de rescisión de contrato y la pagó.

Trascendió que al cuadro regio solo estableció en dicha disposición de salida, que ésta se haría efectiva para jugar en el extranjero, pero nunca aclarando que sería para que fuera negociado en el mercado europeo.

Desde que Pizarro llegó al conjunto regio procedente de Chivas, siempre se planteó esa alternativa, ahora se especula que, en el contrato entre jugador y club, no se puso por escrito ese pequeño, pero ahora gran detalle, y del cual se habría valido el Inter Miami para fichar al tamaulipeco.

Otro de los hilos que pudieron quedar sueltos, es el referente a la posibilidad de que Monterrey, mantuviera un porcentaje de los derechos federativos de Pizarro para otra posible transferencia en el futuro, quienes están cerca de esta situación, creen que ese sería el verdadero objetivo de los directivos mexicanos para meter el caso ante FIFA.

Dicho asunto hay que seguirlo detenidamente. La dirigencia regia está molesta por el actuar del Inter Miami, pero también del jugador.


HUYEN A LOS ÁRBITROS DEBUTANTES

En la Liga MX se presenta un hecho sui géneris en la relación de odio y amor entre clubes y árbitros, dos entes que no pueden verse en muchas ocasiones, pero que entienden que se necesitan por una u otra razón, y que, por la eternidad, tendrán que caminar juntos.

Semana a semana es común escuchar desde las más hipócritas hasta las más despiadadas críticas al trabajo de los colegiados, donde también se incluye a los del Video Arbitraje Asistido (VAR).

Esos cuestionamientos velados y no, se conocen públicamente, solo basta con estar al pendiente de las respectivas conferencias de prensa de los equipos al término de los partidos, y ahí se puede medir la temperatura de su estado de ánimo, y aunque se escudan diciendo que no hablan del trabajo arbitral, en su mayoría, lo terminan haciendo.

Los reclamos o sugerencias en muchas ocasiones van más allá de un simple comentario, por extraño que parezca a los directores deportivos o presidentes de los clubes, nada les acomoda, nada termina de gustarles. Y es que como contratantes del servicio se atreven a pedir o insinuar, cualquier cosa.

Ante las actuaciones con altas y bajas de los silbantes en la Liga MX, muchos se preguntan ¿por qué no hay una baraja nueva de elementos para echar mano?; o insisten en que no es momento de debutar, o que si no hay otras opciones para un cambio generacional como en cualquier actividad de la vida.

Otro inconveniente que se presenta, es que cuando se decide dar ese paso de presentar talentos nuevos, vienen nuevos cuestionamientos de parte de los clubes, y más cuando ese colegiado lo debutan en sus partidos, ya que creen que no les deben enviar novatos; nadie entienden qué es lo que realmente quieren.

Lo mismo sucede cuando un árbitro estuvo fuera de actividad, y se toma la determinación de ponerlo en actividad una vez más, los equipos se llegan a inconformar.

m{113004}