Desde el Ángel

Solari, el distante... ¡Y presionado!

Miguel Ángel Arizpe

Bendito fin de semana. Se llegó el viernes y es hora de ver futbol de nuestra Liga MX; que guste mucho, poco o nada, de todas formas a todos nos mantiene entretenidos.

— ¿Eres aficionado? Pues eliges a tu equipo, lo ves, te emocionas y sufres o disfrutas dependiendo del resultado.

Además, siempre tienes a un equipo al que odias o deseas que pierda, y es otro aliciente para ver juegos de cada jornada.

— ¿Eres periodista? (como yo) Pues esperamos resultados para ver hacia dónde van nuestros comentarios, enfoques o investigaciones.

— Pero, ¿eres DT de uno de los equipos? Ahí es más complicado y con más tensión de lo que crees.

¿Quieres un ejemplo? Claro que te lo doy: Santiago Solari, de las poderosas Águilas del América.

Te cuento el momento actual de este gran equipo y de su entrenador. No lo que veo, sino lo que platiqué con alguien de ahí.

Todos ya vimos lo que fue el primer año de Santiago en el Ame: puntos y puntos, triunfos y triunfos, todo hasta el cansancio. Tanto así que terminó en lo alto de la tabla general.

¿Pero qué pasó? Pues sí, rápido quedó afuera. De nada sirvió que haya hecho más puntos que un perro dálmata.

Ayer jueves, por ahí de las 5:30 de la tarde, charlé con mi Judas Águila.

"Yo no nos permiten solo ganar y ganar juegos. En este tercer torneo del míster (no entiendo por qué demonios le dice así, ya que es argentino y dirige en México, y no español, pero bueno); lo importante es llegar a la Final y ganarla".

"Sí hay presión acá, Miguel, porque Solari debe quedar campeón sí o sí. Ya no basta una temporada de liderato".

Que eso es obvio, sí, pero siempre quiero llegar más allá y por eso mis relatos los acompaño con vivencias internas.

"Anda presionado. Se le nota más que en los primeros dos torneos y lo entiendo".

"¿Te doy un dato de esta semana que nadie ve? Va: si de por sí habla poco con nosotros, pues en estos días estuvo más recluido".

Le pregunté a mi Judas que si era porque está expulsado y suspendido, y me dijo que no.

"Mira, él no tiene la gran comunicación con nosotros (los jugadores), es algo distante. Veníamos del Piojo, que era todo lo contrario. Bueno, pues en esta semana estuvo mááás retirado. Hay más presión para él y para los que llevamos ya tiempo aquí".

Lo puse ayer en mi cuenta de Twitter @ArizpeMiguelZ: “Es el precio de estar en el equipo más grande de México”.

Por “suerte”, o llámenle como quieran, se enfrentará mañana al Atlas, que aunque es el campeón, es otro equipo que no tendrá los mismos resultados de la temporada pasada.

No le será fácil.

Cerrado

Si hay un equipo parco y cerrado en información interna, es el Cruz Azul.

Mi interés es palpar el sentir interno del equipo, sobre todo en este inicio con dos triunfos, pero sin convencer (Muy distinto al de Pumas, que ha ganado, gustado y goleado).

Bueno, pues por fin ya tengo a alguien que me estará informando. Nos veremos el martes (comida) y, a partir de la próxima semana, ya te tendré información interna.

PD: Ya lo necesitaba.