British Ladies Football Club, primer equipo femenil de futbol en la historia

Te contamos la historia del British Ladies Football Club, el primer equipo de futbol de mujeres en la historia del futbol, y quién lo fundó.

British Ladies Football Club, primer equipo femenil de futbol en la historia. (Foto: Internet)

Editorial Mediotiempo

En 1894, una joven de nombre Nettie J. Honeyball puso un anuncio en un periódico en el que solicitaba la presencia de mujeres que quisieran jugar al futbol y ser parte de un club. Al llamado respondieron 30 chicas, quienes tuvieron la dicha y el honor de formar el que se conoce como el primer equipo femenino de futbol de la historia: el British Ladies Football Club.

En una era en la que el futbol era un deporte practicado solo por hombres, resalta la decisión de Honeyball (cuyo nombre era un pseudónimo) por enfrentar los estándares sociales y conformar una escuadra femenina, misma que fue entrenada por el jugador del Tottenham Hotspur, John William Julian, quien aceptó el reto de hacerse cargo del British Ladies Football Club. Ya con un plantel conformado y un entrenador que se encargaría de preparar a las chicas, hacía falta un presidente, que en este caso fue presidenta.

Lady Florence Dixie fue elegida para este puesto: una mujer adinerada, viajera y, sobre todo, feminista que como condición para ser presidente del recién nacido club fue que las jugadoras “entraran en el espíritu de este deporte de alma y corazón”.


El primer partido que el club disputó fue el 23 de marzo de 1895: un encuentro entre las mismas jugadoras llevado a cabo en Crouch End, Londres. Una escuadra vestía de azul y el otro de rojo, representando el norte y el sur de la ciudad. El encuentro despertó comentarios negativos (y machistas) entre la prensa especializada, remarcando la supuesta poca habilidad de las mujeres, su poca gracia al jugar y el desconocimiento de un estilo preciso para llevar a cabo un buen partido. Aun así, quizás movidos por la curiosidad, al encuentro asistieron unas diez mil personas.


Antes de ello, el periódico Daily Sketch entrevistó a Nettie J. Honeyball para saber el porqué de su decisión de hacer un equipo femenil: “Fundé el club a finales del año pasado, con el objetivo de probarle al mundo que las mujeres no son esas criaturas ‘ornamentales e inútiles’ que los hombres pintan. Debo confesar que mis convicciones en todos los asuntos en los que los sexos están tan profundamente divididos están todos de parte de la emancipación, y deseo la llegada de un tiempo en el que las mujeres se puedan sentar en el Parlamento y tengan voz en la gestión de todos los asuntos, especialmente en aquellos que las conciernen más”.


Los siguientes partidos del British Ladies Football Club fueron con fines benéficos durante una gira por diferentes ciudades de Inglaterra: Bristol, Newcastle o Jesmond, en donde lograban congregar unos miles o centenares de aficionados que querían ver en acción a dos equipos de mujeres, lo cual, para aquellos tiempos, era una curiosidad. Tras la culminación de esta gira, las jugadoras retornaron a sus vidas fuera de las canchas.

Para desgracia suya, en un acto fatídico y claramente machista, en 1902 la Football Association (FA) decidió prohibir el futbol femenino argumentando que era un deporte demasiado rudo para las mujeres. La espera para que viéramos el futbol femenil desarrollarse de manera legal llegó hasta 1971.

A partir de esta fecha, la evolución y aceptación del futbol practicado por mujeres ha tenido un avance importante. Hoy que tenemos la fortuna de contemplar los emocionantes encuentros del Mundial Femenil de Futbol en Francia vale la pena voltear hacia el pasado y agradecer a una tal Nettie J. Honeyball la idea de introducir al género femenino en la práctica de este deporte. El más popular y emocionante de todos.

NOTAS MÁS VISTAS