'Sácate a chingar a tu madre'; así le negó García Aspe al Matador un penal en Mundial

La Selección Mexicana del Mundial fue comandada por Luis Hernández como goleador, pero cuando quiso tirar un penal contra Bélgica, apareció el capitán.

García Aspe y Luis Hernández estuvieron juntos en dos Mundiales para México. (Mexsport)

Editorial Mediotiempo

La Selección Mexicana del Mundial de 1998 marcó a una generación. El inolvidable uniforme con el calendario azteca, el pase a Octavos de Final por primera vez en una Copa jugada en Europa y los jugadores históricos que la conformaban. Entre ellos estaban Alberto García Aspe y Luis Hernández, los protagonistas de esta anécdota contada por el propio Matador.

Líder goleador del Tricolor en aquel Mundial con cuatro anotaciones, el Matador Hernández quiso tirar un penal contra Bélgica en el segundo partido de la Fase de Grupos pero, pese a que venía de un doblete contra Corea del Sur y era el referente en ataque, García Aspe -como capitán del equipo- muy "educadamente" le negó la ejecución para hacerlo él.

"En el Mundial de Francia 98, estábamos perdiendo contra Bélgica 2-0 y le cometen un penal a Ramón Ramírez. Yo tomé la pelota para tirar el penal, tenía toda la confianza porque en el primer partido había metido dos goles, soñaba con ser el líder goleador del Mundial", recordó el Matador en plática con Yordi Rosado.
"En eso se me acerca Aspe y me dijo: 'Sácate a chingar a tu madre, yo lo tiro', así me dijo. Yo no me enojé porque le tenía confianza ciega a Beto, lo metió y fue una revancha que la vida le dio a Alberto García Aspe porque cuatro años antes falló un penal importante", agregó, en referencia al cobro errado por el mediocampista contra Bulgaria en la tanda de penales de los Octavos de Final del Mundial de 1994.

Me siguen insultando por la que fallé contra Alemania: Matador

Esa Selección se quedó a las puertas de romper la que -actualmente- es considerada la "Maldición de los Octavos". Se enfrentaron a Alemania y México estuvo en ventaja gracias a un gol de Luis Hernández, pero él también falló un gol a portería abierta que pudo significar el 2-0; luego, los germanos le dieron la vuelta al Tri en el complemento.

"Al día de hoy me siguen mentando la madre por aquella que fallé contra Alemania en el Mundial de 1998. En las redes sociales me chingan todo el tiempo con eso, pero ¿Sabes qué hago? Me pongo a ver aquel partido porque a mí no me va a frustrar una falla, a lo que sigue, a lo que viene. Nunca fui de los jugadores que fallaba y hacía pataleta o me lamentaba", señaló.

Incluso, recordó con humor los momentos previos en el túnel del Estadio de Montpellier, bromeando con la presencia y "guapura" de los alemanes comparados con Isaac Terrazas y el Cabrito Arellano.

"En el túnel contra Alemania, estábamos formados y yo siempre me ponía hasta atrás de la línea. Adelante la 'gente bien' como Claudio Suárez, Beto Aspe, Ramón Ramírez y atrás la barriada del Matador, el Cuau, Germán Villa, Isaac Terrazas", contó.
"Los alemanes los veíamos y todos guapos, pinches piernotas, zapatos con navajas de primera. Yo volteaba y veía al Cabrito Arellano y a Terrazas y decía: 'No, así cómo chingados les vamos a ganar', puro feo. Eso sí, ya adentro del campo el pinche Cabrito los barrió".


NOTAS MÁS VISTAS