JC Gaming

Square-Enix se desprende de sus franquicias occidentales

José Celorio

De manera inesperada, Square-Enix decidió prescindir de sus estudios occidentales, ofreciéndolos a un precio competitivo al gigante tecnológico denominado Embracer Group, conglomerado que ya cuenta con más de 120 plantillas de desarrolladores de videojuegos, en su portafolio de negocios.

Dicha transacción se sustenta en el pobre desempeño comercial que experimentaron títulos como Marvel's Avengers y Marvel's Guardians of the Galaxy. En el caso del primero tuvo un lanzamiento atropellado pero con posteriores actualizaciones se fue puliendo, mientras que el segundo fue una grata experiencia desde su debut.

Ha trascendido que las pérdidas de Square-Enix en los últimos años fueron de $200 millones de dólares a causa de los objetivos no alcanzados por las producciones citadas líneas arriba. Esto explica por qué Embracer se ha hecho con los equipos creativos de Crystal Dynamics, Eidos Montreal y Square-Enix Montreal, por $300 mdd.


Queda claro que Square-Enix ha decidido poner punto final a su aventura con los desarrollos occidentales y el dinero que ha recibido lo invertirá en NFT y blockchain, tratándose de una apuesta arriesgada que solamente el tiempo dará su veredicto para saber si fue o no, una decisión acertada.

Por su parte, el conglomerado sueco, Embracer Group, sigue acaparando franquicias y se ha llevado grandiosas licencias que son muy bien recibidas en el mercado gamer. Tomb Raider tendrá el reto no sólo de regresar al mundo del ocio digital sino deberá de hacerlo por la puerta grande tal y como lo hiciera con su reboot en 2013.

La saga Deus Ex también afrontará una nueva oportunidad para demostrar que fue pionera en las ambientaciones de ciencia ficción aunque paulatinamente fue quedando en el olvido. Mención aparte se merece el universo de Legacy of Kain, que si bien ha permanecido en el limbo, serían muy bien recibidas versiones remasterizadas de Blood Omen o Soul Reaver.


Llama la atención que Square-Enix no se desprendió de otras licencias que le han dado resultados positivos recientemente, siendo el caso de Outriders, Life is Strange y Just Cause, mismas que han estado a cargo de estudios externos y no implican un lastre para las finanzas de la compañía creadora de Final Fantasy.

En la actualidad, Embracer posee múltiples series que han escrito páginas en la industria de los videojuegos, entre las que destacan: Borderlands, Darksiders, Destroy All Humans, Duke Nukem, Metro, Pinball FX, Saints Row, Star Wars Knight of the Old Republic, Thief y TimeSplitters, por mencionar algunas.

Desde luego, se espera que el multicitado holding, ofrezca grandes experiencias para todos los gustos y una gran incógnita consiste en saber cuándo un mayor número de sus icónicas producciones se sumarán a los servicios de suscripción como Xbox Game Pass o el próximo y renovado PlayStation Plus.

Lost Boys Interactive se adhiere a Gearbox