Columna de Raquel Pérez de León

Quiero correr un maratón, ¿por dónde empiezo?

Raquel Pérez de León

Si tienes la cosquilla de correr un maratón, nunca es tarde. Y te puedo decir que, si te preparas bien, puede ser una de las mejores experiencias de tu vida. Hoy te contaré qué camino debes tomar para llegar a la meta.

1. Objetivos realistas

 Sé que hay muchos expertos por aquí pero, si nunca has corrido, te recomiendo que tomes en cuenta un año de preparación para tu maratón. Recuerda que el primero es para terminarlo y disfrutarlo, así que no te propongas hacer un tiempo en específico, eso es lo de menos.

2. Elige los mejores tenis para ti

 No existe una marca mejor que otra, la mejor es la que se acomode a tu tipo de pisada y la que sientas más cómoda. Si ahora no tienes ni idea de cuál escoger, no te preocupes, también existen lugares donde pueden hacerte un estudio para recomendarte las mejores opciones. Lo ideal es que unos dos meses antes del maratón, escojas los tenis con los que vas a correr, para que así no lleguen tan desgastados a la competencia.

3. Busca un plan de entrenamiento y apégate a él

 Existen muchas aplicaciones y planes para maratón que puedes encontrar en internet. Lo que yo te recomiendo, es que te asesores de un entrenador, para que te realice un plan personalizado, de acuerdo a tu condición física actual. Además te dará seguimiento y te asesorará con cualquier duda que tengas, incluso puede corregir tu técnica para correr.

4. La alimentación también se entrena

 En primera, para llegar a la competencia en tu mejor forma deportiva, es decir, con un % de grasa corporal y masa muscular adecuados. En segunda, para poder rendir al máximo y practicar en tus entrenamientos: cómo hacer la famosa carga de carbohidratos, la hidratación y cómo ir rellenando el tanque de gasolina, pues no podemos correr 4-5 horas sin ingerir nada de carbohidratos extra. Lo ideal sería acudir con un Nutriólogo Deportivo, quien te apoyará con tu alimentación y tu estrategia nutricional para el maratón.

5. Disfruta el camino

 El proceso será la parte más divertida y, por otro lado, lo más pesado. El día del maratón tú ya estarás listo y únicamente irás a recoger tu medalla. Así que disfruta del entrenamiento, no te compares con nadie y recuerda que esto es algo que hacemos por diversión: un reto contigo mismo y con nadie más.

Muchas felicidades por esta decisión y espero que te sirvan los consejos.