Toque Filtrado

Líderes del Tricolor aceptan a Rogelio Funes Mori con una 'condición'

Toque filtrado

El llamado de Rogelio Funes Mori a la Selección Mexicana ya fue hablado y planchado con los líderes del Tricolor, pues el Tata Martino no quiere problemas al interior del vestidor.

Por eso ha habido charlas con varios capítulos, los cuales empezaron durante la gira por Europa en marzo y en la pasada por Estados Unidos. En todas las pláticas siempre hubo una sugerencia (¿o condición?) de los seleccionados nacidos en la meritita tierra del nopal: que Martino le dé también oportunidad a los jóvenes, sobre todo tratándose de delanteros.

Esto último porque hay que recordar que es incierto que Raúl Jiménez regrese al nivelazo que le ha hecho el jugador más extrañado de las últimas décadas en el Tricolor, y de que el distanciamiento Chicharito-Tata no tiene para cuándo resolverse.

Así que no les extrañe que en la siguiente lista de Copa Oro se encuentre el nombre de algún joven delantero como Santiago Giménez, quien tiene altas probabilidades de volver a probar suerte con el Tri Mayor, así como sucedió en octubre del año pasado cuando lo llevó Martino al equipo que enfrentó a Guatemala en el Estadio Azteca, más allá de que para después de los Olímpicos deberán estar otros como Eduardo Aguirre.

GUIDO PIZARRO, TENTADO POR TUCA

El capitán de Tigres no había llegado a ningún acuerdo de renovación con la directiva felina, por lo que Ricardo Ferretti lo tentó para que fuera a jugar con él al FC Juárez.

Sin embargo, Miguel Herrera pidió a la directiva que se hiciera todo lo posible por renovar al jugador, e incluso habló con Guido para decirle que él seguiría siendo el líder, que le ofrecía mantenerse de capitán y ser el hombre de su confianza, por lo que no pasó muchos apuros para convencerlo.

Pizarro le tomó mayor amor a la camiseta y al hecho de ser líder, puesto que su fidelidad a Ferretti no le dio para cambiar del equipo de la década a un Bravos que lucha por salir de la zona baja de la porcentual.

Aunado a esto, su familia no quería irse de Monterrey, por lo que esto sumado al buen trato del Piojo, lo convenció de quedarse.

¿LEO FERNÁNDEZ SE ALEJA DE TOLUCA?

A pesar de que ha surgido información de que Leo Fernández podría dejar Tigres y llegar a Xolos de Tijuana, la situación todavía no está cerrada y los Diablos no quieren quitar el dedo del renglón.

En el Infierno de los Diablos Rojos siguen dispuestos a pagar si es necesario por el pase del mediocampista uruguayo; cuentan que la cúpula escarlata buscará insistir ante Tigres para concretarlo y lo harán hasta el último momento pese a que Tijuana ofrece un intercambio de jugadores a cambio del juvenil charrúa, que marcó 8 goles en un solo semestre con Toluca, antes de ir a calentar la banca de Tigres.

FMN COMBINARÁ SELECTIVO Y DECISIÓN EN LA MESA

Agotados física y mentalmente, los clavadistas que aspiran a ir a Tokio 2020 tuvieron un selectivo que dejó mucho qué desear, desde la organización hasta los resultados obtenidos.

La Federación Mexicana de Natación llevó jueces sin experiencia internacional, presionó a los atletas a competir a poco más de un mes de los Olímpicos, dejándoles poco tiempo para la recuperación.

Por si fuera poco, un panorama de incertidumbre se vislumbra, pues los resultados del selectivo no serán respetados para darle nombre a las 12 plazas olímpicas que el país obtuvo para Tokio 2020.

Tan solo en Trampolín 3 mts. Sincronizado Femenil, Paola Espinosa y Melany Hernández quedaron en el último lugar y fueron superadas por Carolina Mendoza y Dolores Hernández, quienes muy seguramente serán desplazadas para darle paso a Espinosa y Hernández.

Otro caso también fue en la Plataforma 10 mts Sincronizada Varonil con el triunfo de Diego Balleza y el juvenil Kevin Berlín, quienes no tendrían todo el apoyo para tener el boleto a Tokio 2020 porque en su lugar se espera que estén Randal Willars e Iván García.

Se espera que entre este jueves y viernes se hagan públicos los nombres de los clavadistas que conformarán la selección mexicana para competir en la justa veraniega, y por lo mismo también se esperan los reclamos, reproches, y advertencias de fracaso.