Desde el vestidor

Juan Reynoso tenía una estadía desgastada en Cruz Azul

Francisco Arredondo

Más allá de los resultados o tropiezos que tuvo Cruz Azul bajo el mando del peruano Juan Máximo Reynoso, luego de haber logrado el noveno título para los celestes, el día a día del estratega se fue complicando, era como vivir en un campo minado dentro de La Noria, porque se fueron deteriorando sus buenas relaciones.

Con el regreso de Jaime Ordiales como director deportivo tras la salida de Álvaro Dávila, el ambiente se tornó poco afable para Reynoso, quien pidió a Víctor Manuel Velázquez, presidente actual del Consejo de Administración y Vigilancia de la Cooperativa, que Ordiales se mantuviera al margen del primer equipo. Le fue concedida esa solicitud.

Jaime no acudía los entrenamientos, ni a los partidos del equipo como local y principalmente como visitante, porque la intención era mantener un estado de paz, aunque la cordialidad no era del todo entre ambos personajes, quienes se evitaban en todo momento.

Trascendió que las problemáticas fueron creciendo como una bola de nieve, porque se fue desgastando la convivencia con sus jugadores, con una comunicación limitada entre el técnico peruano y una parte importante del plantel.

Otro de los puntos que le habrían jugado en su contra a Juan es que buscó tener el control absolutamente de todo, no sólo en el primer equipo, sino hasta en la toma de decisiones en diferentes áreas de la institución, lo cual le generó enfrentamientos con los responsables de esos departamentos.

Ahora todos los reflectores indican que se terminó su ciclo con Cruz Azul y que se sentará en los próximos días con la directiva para arreglar su finiquito, el cual quiere completo, ya que todavía tiene contrato vigente.

EL FUTURO DE LAINEZ EN EUROPA

Se ha especulado en demasía sobre cuál sería el futuro inmediato del mediocampista mexicano Diego Lainez, en caso hipotético de quedar desligado del Real Betis en la Liga de España, pero poco se ha movido al respecto públicamente, porque lo que se está procurando es cuidar cada paso que se pretenda dar.

Obviamente siempre se habló de que existía la posibilidad de que regresara a la Liga MX, los dos equipos a los cuales se le ligó de manera automática fueron América y Tigres, pero la realidad es que está descartado repatriarlo, porque la intención es que continúe su carrera en el Viejo Continente.

A cuál liga podría ir para tener más minutos de juego como se lo habría solicitado el técnico de la selección nacional, Gerardo “Tata” Martino, es por ahora una incógnita, porque tampoco se puede descartar que continúe en el Betis, aunque también se estaría analizando que pueda emigrar.

QUE LO PAGUEN

La directiva del Toluca está en el proceso de reestructuración del equipo para el próximo torneo, por el momento ya anunció tres refuerzos, como son los casos del portero brasileño Tiago Volpi, proveniente del Sao Paulo de Brasil; el ex de Pumas Sebastián Saucedo y el ex del León, el chileno Jean Meneses, y van por dos más del mercado mexicano.

Se pretende fortalecer su línea defensiva y obviamente estarían buscando un centro delantero. Una de las opciones que tienen consideradas es el paraguayo, Carlos González, quien ahora milita con Tigres, pero es un jugador que llegó a la Liga MX al Necaxa cuando era dirigido por Ignacio Ambriz.

Estos movimientos generarán en automático las bajas del plantel, una sería la del argentino Alexis Canelo, quien aún tiene contrato vigente, pero si llega una buena oferta por él, la dirigencia de los Diablos estaría abierta a escuchar y negociar, pero la premisa es que se pague lo que el jugador vale.