JC Gaming

La evolución de PlayStation Plus

José Celorio

Los presagios se cumplieron y finalmente, Sony anunció una renovación a su servicio denominado PlayStation Plus, el cual contará con tres niveles de membresías a partir del próximo junio, dejando patente que los servicios de suscripción, paulatinamente se han ido convirtiendo en una alternativa de consumo bastante atractiva.

Como contexto inicial, los planes que ofrecerá la compañía japonesa, incluyen:

· Essential: PlayStation Plus tradicional.

· Extra: Incorpora juegos descargables de PS4 y PS5.

· Premium: Agrega descargas de títulos de PlayStation original, PS2 y PSP. Los juegos de PS3 son en streaming.

· Deluxe: Sustituye en Latinoamérica al paquete Premium.

Dicho lo anterior, a partir del escalón Extra, se trata de una fusión entre PlayStation Plus y PlayStation Now. Éste último, actualmente posee más de 400 juegos de PS4 y 300 títulos de PS3, además de una docena de PS2. Será cuestión de conocer cuál será la librería inicial para PlayStation original y PSP.

Desde su concepción en 2014, PlayStation Now tuvo potencial pero Sony no realizó una promoción adecuada, lo limitó a regiones específicas y ha hecho muy pocos esfuerzos para expandirlo, generando que no todos los gamers conozcan sobre el mismo.


El nivel Premium sólo estará presente en los países que cuenten con PlayStation Now, mientras que México y el resto de Latinoamérica no figuran en ellos, dando origen a un escalafón complementario (Deluxe) donde se podrán descargar algunas producciones de generaciones anteriores pero no ejecutar el streaming de PlayStation 3.

Sony fue contundente argumentando que sus estrenos first party no llegarán día uno al servicio, pero sí lo harán otras producciones como Returnal. Muy ambiguo resultó el mensaje en torno al arribo de Death Stranding, Marvel's Spider-Man y Marvel's Spider-Man: Miles Morales, pues se desconoce de qué versión serán (PS4 o PS5).

Algunos retos se vislumbran a corto y mediano plazo, como es el hecho de las promociones que se pongan en marcha para atraer al mayor número posible de usuarios. Si únicamente se hace la actualización de precios por cambio de plan pero sin ningún beneficio adicional, el crecimiento será paulatino y no exponencial.

Por otro lado, PlayStation sigue en deuda con el mercado de América Latina, ya que si bien ofrece precios más competitivos en sus suscripciones con respecto a Norteamérica, no ha mostrado la mayor disposición para tropicalizar sus monedas de cobro y sobre todo, tener un servicio que no tenga barreras regionales.


Llama la atención que en la presente generación de consolas, Sony ha decidido realizar algunas modificaciones en su estrategia comercial, a partir de los movimientos tanto de la industria como de sus competidores, evidenciando que no se puede quedar atrás.

Por ejemplo, con el anuncio del PS5 se hizo hincapié en que habría pocos títulos intergeneracionales para explotar el potencial de dicho sistema, pero el plan se modificó y ya hemos visto a Horizon Forbidden West y Gran Turismo 7 en PS4, tal y como sucederá con God of War: Ragnarök.

En paralelo, Jim Ryan, presidente de PlayStation, refirió que la empresa bajo su mando, no estaba interesada en los servicios de suscripción y años más tarde, cambiaron de parecer para renovar PlayStation Plus y sumarse a un segmento de mercado que está dando mucho de qué hablar.

El lavado de cara de PlayStation Plus es un avance en la industria y una nueva alternativa para las personas que tienen interés por este tipo de servicios. La curva de adopción y los movimientos de las otras compañías será clave para que Sony defina si continua por la misma estrategia o sea prudente incluir mayor valor agregado.

PlayStation y los juegos bajo servicio