Columna de Raquel Pérez de León

Cuatro consejos de alimentación para un corredor principiante

Raquel Pérez de León

Si estás empezando a conocer el mundo del running, seguro tendrás muchas dudas. Todos querrán darte consejos pero a veces tantas opiniones llegan a confundirnos. Hoy te daré las principales recomendaciones de alimentación para un corredor principiante.

NUNCA EN AYUNAS

Necesitas gasolina y, tal cual como los coches, si no comes nada, no podrás arrancar o terminarás sintiéndote mal en el trayecto. Con algo pequeño, rico en hidratos de carbono, es suficiente, por ejemplo: medio plátano ó una manzana con un puño de almendras ó un pan tostado con mermelada o miel. Lo que comas antes de correr debe ser ligero, que te dé energía pero que no te sientas ni muy lleno ni con hambre.


HIDRÁTATE


Por ahora, con agua natural.

Las bebidas deportivas contienen azúcares y electrolitos, por lo que sólo se recomiendan si vas a correr más de una hora, o a una intensidad muy alta

. Cuesta trabajo acostumbrarte a beber agua mientras corres, incluso puede llegar a darte dolor de caballo. Por eso te recomiendo que camines tantito, te hidrates y luego vuelvas a retomar tu ritmo. El agua a temperatura ambiente, si es muy fría puede darte dolor estomacal. Intenta beber cada 15 minutos, verás que te ayudará a rendir mejor.


DESPUÉS DE CORRER, COME LO MÁS PRONTO POSIBLE


Entre más pronto comas, más rápido te recuperarás. Esto es gracias a que cuando terminamos de hacer ejercicio, nuestros músculos abren la ventana para absorber nutrimentos. Si te tardas más de una hora en comer, esa ventana ya estará cerrada y lo que comas no te servirá. Lo peor es que el resto del día podrás sentirte cansado o con ataques de comer cosas dulces. Si puedes desayunar o cenar inmediatamente después de entrenar, sería lo ideal. Si te vas a tardar más, puedes comer una fruta o la otra mitad del plátano en cuanto acabes, para no desaprovechar esa oportunidad de recuperación.


NO TE CONFÍES

Para los corredores este deporte significa muchas cosas, pero una de sus ventajas es que también ayuda a bajar de peso. Si quieres aprovechar el beneficio, es importante cuidar tu alimentación. Sí puedes darte un poco más de permisos pero sólo de vez en cuando para que no salga contraproducente.

Fuera de la alimentación, el mejor consejo cuando empiezas a correr, es tener paciencia y confianza en ti mismo. Es difícil al principio pues tu cuerpo no está acostumbrado a este esfuerzo, por lo que debes ir a tu propio ritmo, aunque que sea muy lento, lo importante es no perder la constancia. Confía en ti y lo lograrás, después lo amarás tanto que no querrás dejarlo.

m{196074}