Columna de Raquel Pérez de León

Triglicéridos altos, ¿qué comer y qué no?

Raquel Pérez de León

Venimos de diciembre, un mes lleno de reuniones, fiestas y, por supuesto, mucha comida. El menor daño es ganar unos kilitos, sin embargo, otra de las consecuencias es haber incrementado los niveles de triglicéridos. Hoy te dejo algunas recomendaciones para poder corregirlo.

¿Qué son los triglicéridos?

Son un tipo de grasas que tenemos en la sangre.

El exceso de hidratos de carbono (carbohidratos) que consumimos, se almacena en forma de triglicéridos en nuestras células grasas, formando así una reserva de alta energía en el cuerpo que nos puede servir posteriormente. Sin embargo, el llevar una dieta alta en calorías y azúcares, puede incrementar nuestros niveles de estos lípidos en la sangre, y es a lo que conocemos como hipertrigliceridemia. Las consecuencias a largo plazo pueden ser el engrosamiento de las arterias y, por lo tanto, mayor riesgo de sufrir un infarto. Si los niveles son demasiado altos, existe la probabilidad de desarrollar pancreatitis.

Para poder conocer tus niveles de triglicéridos en sangre, es necesasrio realizarte un perfil lipídico o perdil de lípidos. Se considera normal un nivel menor a 150 mg/dl.

Los triglicéridos no se elevan por comer grasas

Es un error pensar que los triglicéridos se elevan por consumir grasas en exceso. Como podrás ver, lo que se convierte en triglicéridos son los azúcares y harinas en cualquier forma. Por lo tanto, estos son los alimentos que debes evitar si tienes los niveles altos:

  • Azúcares (refrescos, jugos, dulces, postres).
  • Harinas (pan dulce, bolillo, galletas).
  • Arrroz, pastas.
  • Papa, elote.
  • Alcohol (también es alto en calorías y azúcares e impacta sobre los triglicéridos).

¿Qué más puedo hacer?

  1. Actividad física. Una sola sesión de ejercicio disminuye los niveles de triglicéridos en sangre. A mayor duración e intensidad, mayores serán los beneficios.
  2. Elegir más grasas saludables. Hay grasas buenas y grasas malas. Las buenas son las vegetales, que encontramos en el aguacate, aceite de oliva y las almendras, nueces y cacahuates. Además, los ácidos grasos omega-3 presentes en el atún y el salmón se consideran grasas saludables pues protegen la salud de nuestras arterias.
  3. Moderar el consumo de grasa animal. No porque nos suban los triglicéridos, pero sí pueden incrementar nuestros niveles de colesterol en sangre. La piel del pollo, la carne con grasa visible, así como el tocino, chorizo, etc. Opta más seguido por pollo y pescado, y la carne más grasosa que sea moderadamente.
  4. Alcanzar un peso saludable. Al reducir la cantidad de azúcares que consumes, bajarán tus niveles de triglicéridos y además perderás peso. Esto disminuye el riesgo de complicaciones y de padecer alguna otra enfermedad como la diabetes o hipertensión.

Recuerda que es importante realizarnos un chequeo al menos una vez al año para saber cómo están nuestros niveles de lípidos y glucosa en sangre, entre otras cosas. Si no lo has hecho desde hace tiempo, puede ser un buen propósito de salud.